Spread the love

Por: Brenda Espinosa

Poza Rica, Ver.-Lo que debería ser una marcha de protestas contra las desigualdades de género, bajo el marco conmemorativo del Día Internacional de la Mujer, lamentablemente se vio manchado por el fanatismo y la agresión de un grupo reducido de féminas que en lugar de inspirar denigran a un movimiento que debe aspirar a una sociedad más igualitaria y pacífica.

El día de ayer, en el ejercicio periodístico fuimos agredidos compañeras y compañeros durante el arranque, desarrollo y terminó de la marcha que cubríamos, como parte del compromiso de informar los hechos que acontecen en este municipio.

Desafortunadamente, no sólo quedó en insultos e intimidaciones, sino que avanzó a publicaciones de una página de Facebook denominada Comunidad Feminista de Poza Rica, donde exponen una serie de argumentos que por ignorancia resultan atrevidos y peligrosos.

Ante esto, es necesario precisar lo siguiente:

Primero.- Todo suceso (natural, social, político, etc.), que se desarrolle en la vía pública no necesita acreditación de un periodista, sería ridículo acreditarnos ante un fenómeno metereológico, cuando un político distribuye propaganda en las calles o para reportar un accidente automovilístico.

Segundo.- La función principal del periodismo es informar a la sociedad sobre los acontecimientos más importantes, y de esta manera contribuir a la formación de una opinión pública crítica y bien informada. Los datos informativos son un derecho humano e incluso sirven para toma de decisiones. Ejemplo, optar por vías alternas de tránsito ante una manifestación.

Tercero.- En su labor informativa a la sociedad, el periodista enfrenta siempre a los poderes legalmente constituidos y a los poderes fácticos que buscan tapar la verdad, ocultar información, esconder delitos y hasta aquellos que pretenden cometer hechos vandálicos y quedar en la impunidad.

Cuarto.- México se mantuvo en 2022, por cuarto año consecutivo, como el país más peligroso para los profesionales de la información al sumar 11 periodistas asesinados, tres más que en Ucrania, de acuerdo con el balance anual que publicó Reporteros Sin Fronteras (RSF). El 2023 no fue la excepción y tememos que este 2024, incluso por el año electoral, el riesgo continúe y hasta se incremente.

Por tal motivo solicitó la intervención de organismos, legalmente constituidos como la Comision Estatal de Derechos Humanos (CEDH), la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP) y la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas (FEADP), para que intervengan y responsabilizó a estos grupos como Comunidad Feministas de Poza Rica, de todo lo que me pudiera pasar en mi persona, familias, propiedades y posesión, ante un temor fundado en sus propias declaraciones públicas y las agresiones cometidas en día de la manifestación del #8M de Marzo de 2024.

Atentamente

Brenda Espinosa R.